El fin de semana pasado se reportó un aberrante suceso en el municipio de Apartadó, Antioquia: una mujer fue denunciada por calentar aceite y esperar a que este hirviera para arrojárselo al rostro de su pareja porque, al parecer, tenía intenciones de romper su relación.

Como Erica Valencia se identificó a la agresora y cómo José Rivas al sujeto afectado. Según recopila Infobae con respecto al testimonio de los afectados, la mujer se levantó en horas de la madrugada para preparar el horripilante ataque, mientras su pareja dormía.

El hombre, que llegó a sentir un dolor ‘indescriptible’, se levantó rápidamente y se dirigió al baño para lavarse su rostro y parte del cuello, debido a que aún sentía como el aceite llegó a producir serias afectaciones en su piel. Además, el hombre revela que, tras limpiarse la cara, vio por el espejo como la mujer “sujetaba un cuchillo en su mano”, como intención de continuar con el ataque.

Pese a insoportable dolor que sentía el sujeto, este manifestó que de alguna manera logró liberarse del intento de apuñalamiento que pretendía perpetrarle su pareja. La víctima gritaba en búsqueda de auxilio, cuando un vecino del sector acudió rápidamente a la vivienda; allí, Rivas logró escapar de casa.

También puedes leer: Intentó evadir una requisa y un uniformado lo hirió a bala en Pradera: familia denuncia abuso policial

La cronología del hecho y la justificación de la agresora

Según la información conocida, Rivas recibió atención pertinente en la Clínica Panamericana tras las quemaduras de segundo grado que se le diagnosticaron. Por otro lado, el sujeto confiesa que teme por su vida y que no tiene alternativas para alejarse de su pareja de forma definitiva.

“Con todo lo que me hizo, aún sigo corriendo el riesgo de que me venga a buscar acá, para la (clínica) Panamericana, ya no sé cómo hacer para que ella no vuelva, no quiero verla jamás, con todos los daños que me ha hecho ya basta de todo esto […] mucho dolor intenso, esto es un ardor, es lo peor que uno puede vivir. (…) El motivo por el cual ella hizo eso es porque yo le dije que no quería seguir viviendo con ella”, contó el hombre para La Chiva de Urabá.

Otros testimonio indica que Erica Valencia optó por perpetrar el ataque tras revisar unos mensajes de texto que Rivas envió a su madre, en los que manifestaba el deseo de no vivir más junto con ella.

“Me sentí defraudada y ahí fue cuando me dio rabia, yo me levante, efectivamente calenté el aceite y efectivamente se lo tire en la cara, (…) No estoy justificando lo que hice, pero tampoco le voy a pedir perdón, por lo que hice porque no lo pienso hacer. Si me llevan presa, está bien, expresó Erica Valencia para La Chiva de Urabá, en el que también contó que se encuentra en estado de embarazo.