Un joven en Barranquilla decidió devolver 9 millones de pesos que un cajero electrónico le había entregado por error, en un acto de honestidad que ha sido fuertemente aplaudido en el país.

Ronald Vásquez, un diseñador gráfico de la capital atlanticense, dejó una gran lección a muchos colombianos: al tomar el dinero, el hombre decidió dirigirse a la entidad bancaria correspondiente al cajero que le había “regalado” el millonario monto para regresarlo.

De acuerdo con varios reportes locales, el hecho tuvo lugar en un cajero del banco Davivienda ubicado en el Centro Comercial Viva, punto al que acudió Vásquez y en el que se llevó una gran sorpresa al recibir esa gran cantidad dinero de un solo retiro.

En principio, el diseñador gráfico dijo que esa no era la cifra que había solicitado; incluso, se supo que el hombre ni siquiera contaba con ese fondo bancario disponible en su tarjeta.

También puedes leer: Aída Victoria Merlano se declara inocente en caso de lavado de activos

¿Cajero con fallas?

Ronald Vásquez, al acudir al cajero, se dirigió hasta la oficina del gerente para contarle la situación. Una vez enterado, el empleado decidió dejar a un lado lo que estaba haciendo para ocuparse personalmente del caso.

Tras devolver el dinero, el protagonista supo que otro usuario del banco había reportado horas antes que un cajero no le entregó la suma de dinero específica que él registró para retirar. Al parecer, la máquina presentó algunas fallas por lo que en un primer lugar no desembolsó los millones a esa persona y se encontraba en la sede de la entidad bancaria esperando su turno para hacer el reclamo.

Acto seguido, esa persona volvió a realizar el retiro y se solucionó el percance: el resultado fue el desembolso de la cifra que solicitó en un principio.

“Pensó en ese señor”

Darío Vázquez, padre de Ronald, contó que su hijo devolvió el dinero porque “pensó en ese señor” que había retirado el dinero anterior y que su dinero se encontraba a salvo en ese banco, a la espera de que el lo recogiera.

El hombre agrega que la acción de su hijo viene por cuenta de los buenos valores que se le han sido inculcados desde pequeño.