El empresario Jorge Enrique López llegó a un acuerdo con la Fiscalía para pagar una condena de 4 años de cárcel por el escándalo de Centros Poblados.

La Fiscalía señala que López fue la persona que falsificó los documentos, con los que los contratistas lograron el multimillonario contrato con el Ministerio de las Comunicaciones.

Le recomendamos leer: Edificio Continental Towers de Medellín será demolido

“Estas garantías se estaban presentando ante el Ministerio de las Tecnologías para la adjudicación del contrato, como para el cumplimiento, por lo que tenía este pleno conocimiento que este documento era necesario”, señala la Fiscalía.

Tras negociar con la Fiscalía, López decidió aceptar su responsabilidad en los delitos de falsedad en documento privado y fraude procesal, por lo que tendrá que pagar una pena de cuatro años de cárcel, y reintegrar 187 millones de pesos, según el acuerdo con las autoridades conocido por este noticiero, y se convertía en el primer condenado por este caso.

López además tuvo un papel clave en la falsificación de tres documentos con los que se logró el anticipo de 70 mil millones.

Le recomendamos leer: Procuraduría advirtió a la Alcaldía de Cali sobre riesgos en la gestión de contratos en Emcali

Precisamente, la Fiscalía socializó con el Ministerio de las Comunicaciones en las últimas semanas un acuerdo que parecía listo con el contratista Emilio Tapia, con el que precisamente se busca recuperar los 70 mil millones del anticipo.

Fuentes del ente investigar explicaron que se pidió colaboración de la Contraloría para asegurar la devolución del anticipo, que según Centros Poblados terminó invertido en equipos.

Al día de hoy el dinero no se ha recuperado en su totalidad.