Desde la mañana de este martes pacientes y familiares de Coomeva en Riohacha, se tomaron la sede de la EPS impidiendo el acceso a usuarios y empleados, exigiendo calidad en la prestación del servicio de salud.

Según los manifestantes, pese a que registran el pago con normalidad, ningún operador los atiende por las millonarias deudas que tiene la ESP con clínicas y hospitales del departamento.

“Ningún prestador del servicio nos quiere atender por la millonaria deuda que tiene la EPS con las clínicas y hospitales del departamento, no sabemos a dónde ir cuando requerimos de una atención medica», dijo María Guerra, paciente de Coomeva.

Usuarios con distintas patologías manifiestan, que la mayoría de veces no reciben remisiones, y cuando se las autorizan, no los quieren atender, mientras tanto, con el paso de los días, sus enfermedades se agudizan.

«Tengo varios carcinomas en la piel, la dermatóloga me remitió a una clínica de Riohacha para el procedimiento, pero no hay convenios con ninguna clínica, la solución es que me traslade a San Juan del Cesar a más de dos horas de viaje pero no tengo como hacerlo», apuntó Pedro Guerra.

Emerson Castañeda, también mostró su molestia, pues lleva cinco meses esperando ser atendido por una lesión ocular.

«Estaba a la espera de una orden de cirugía ocular para la clínica Foca en Barranquilla desde el mes de abril […], cuando todo estaba listo se terminó el contrato, la solución que me dan es trasladarme a Valledupar para iniciar nuevamente el tratamiento», sostuvo.

Publicidad

A través de un comunicado, la EPS anunció que se encuentran en negociaciones con centros clínicos de la ciudad para atender los requerimientos de los pacientes:

«Coomeva EPS se permite informar sobre el bloqueo de la Unidad de Atención en Riohacha por parte de algunos usuarios que en la actualidad nos encontramos en negociaciones con una clínica en esta ciudad para brindar la atención hospitalaria a nuestros afiliados», anotó.