La cadena de supermercados ‘Justo & Bueno’ vive el momento más crítico desde su llegada a Colombia y parece acercarse cada vez más a una posible liquidación.

La razón surge a raíz de un lío jurídico en el que los propietarios que arrendaron las bodegas para instalar las tiendas, tienen los locales embargados por la falta del pago del canon por parte del almacén.

En la Superintendencia de Sociedades, organismo público del cual los arrendadores esperan tener una respuesta pronta, se adelanta una audiencia pública desde las 9 de la mañana de este jueves, en la cual se espera dar un dictamen definitivo con respecto a la posible clausura de la tienda en todo el país.

Trabajadores de los almacenes, propietarios y otros empleados protestaron de forma pacífica a las afueras de la oficina de la Superintendencia, ubicada sobre la Calle 26. Los arrendatarios aquejan el incumplimiento de pagos fiscales y déficits de caja.

También puedes leer: Video: Linchan a hombre que trató de comprar con una tarjeta robada; Policía dispara para dispersar la turba

Más de 1.300 arrendadores se han visto afectados por las deficiencias financieras de ‘Justo & Bueno’. La Sociedad de Mercadería fue quien pidió ordenar la liquidación del concurrido supermercado.

Noticentro 1 CM& habló con varios de los propietarios afectados -y sus abogados- quiénes aseguran que desean la entrega inmediata de los predios y pueda establecerse los pagos que todavía les deben

“Llevamos 14 meses que no recibimos un peso de arriendo y la SuperSociedades no nos soluciona nada (…) La mayoría de locales, como en el caso mío, yo tengo un crédito y estoy ya casi por perder las bodegas por este motivo, cuenta Ómar Pérez, arrendador.

“En el evento en que esto se lleve a liquidación, se van a perder los dineros que en este momento endeudan a los arrendadores. Pero en últimas yo creo que hay consenso de todos los arrendadores para que se entreguen los locales, así se pierdan los dineros, explica Hernando Garzón, abogado de arrendadores.