20/10/2017

La operación denominada Hong Kong es hasta ahora la extinción de dominio más grande de la historia, pues se incautaron bienes y mercancía proveniente de países asiáticos avaluados por más de 260.000 millones de pesos. 

La Fiscalía General de la Nación en colaboración con la Dian y la Policía Fiscal y Aduanera aplicó medidas cautelares de extinción de dominio a 20 inmuebles, 11 establecimientos comerciales ubicados en el centro de Bogotá, de estos cuatro eran propiedad de personas de origen asiático, y 20 sociedades, de las cuales 17 estaban a nombre de ciudadanos de nacionalidad china. 

Asimismo fue aprehendida mercancía por 4.770 millones de pesos representada en calzado, confecciones, textiles y marroquinería. 

De igual forma, con apoyo de Migración Colombia fueron aplicadas medidas de control de extranjeros que no tenían permiso para laborar en el país y a comerciantes asiáticos que no cumplían con las responsabilidades legales. 

El presidente Juan Manuel Santos, felicitó a las entidades encargadas del operativo y recalcó que es un golpe muy importante contra los contrabandistas pues afectan al país por empleos que se pierden e impuestos que no se recaudan. «Esto lo que hace es alimentar la delincuencia y la inseguridad», agregó. 

«El contrabando y el lavado de activos le cuesta al país más de un billón de pesos cada año», concluyó el mandatario.