El IDEAM aumentó a siete el número de departamentos que están en alerta roja por cuenta de las fuertes lluvias, en medio del drama que viven centenares de familias damnificadas.

Las precipitaciones, que hacen parte de la primera temporada anual, han dejado múltiples emergencias como la de Viotá, en Cundinamarca. Allí, una avalancha provocó la muerte de cinco personas de una misma familia.

La más reciente tuvo lugar en Arbeláez (Cundinamarca), donde los aluviones provocaron la desaparición de cuatro personas.

También puedes leer: Video: Asesinan a profesor cuando les dijo a los ladrones que su cadena no era de oro

Cundinamarca se suma a Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Huila, Putumayo y Caquetá como los departamentos más afectados por cuenta de la primera ola invernal masiva en el país.

A la fecha, los organismos de emergencia ya cuentan un total de 6.000 familias damnificadas y al menos 33 personas fallecidas en el último mes a causa del invierno.

La cuenca baja del Río Bogotá, por ahora, permanece en alerta roja por el aumento del caudal. Municipios como La Mesa y Anapoima siguen en alerta máxima. El Río Magdalena también está en alto nivel de amenaza