La Policía Nacional suspendió provisionalmente a ocho agentes de la institución mientras se investiga la muerte de tres jóvenes ocurrida el pasado 25 de julio en la localidad de Sampués, en el departamento caribeño de Sucre.

El inspector general de la Policía, el mayor general Ramiro Castrillón Lara, dijo en un video publicado en redes sociales que a fin de establecer “la realidad de los hechos, esta Oficina de Control tomó la decisión de suspender del cargo provisionalmente a 8 policías mientras se adelanta la respectiva investigación”.

Le puede interesar: Canciller Álvaro Leyva anuncia que con el Clan del Golfo habrá acogimiento con beneficios y no sometimiento a la justicia

Carlos Ibáñez, Jesús David Díaz y José Carlos Arévalo fueron detenidos el pasado 25 de julio en un retén de la Policía en el caserío Chochó, pero luego fueron reportados sin vida en un hospital de Sincelejo.

La Policía, presuntamente habría detenido a los tres jóvenes en las redadas que buscaban capturar a los asesinos del patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, crimen que supuestamente cometieron hombres del Clan del Golfo, la mayor organización criminal de Colombia de origen paramilitar.

El mayor general Castrillón explicó que además de suspender provisionalmente a los ocho policías, la Fiscalía colombiana, la Justicia Penal Militar y la Policía iniciaron sendas investigaciones para esclarecer el caso que recuerda los tristemente célebres “falsos positivos”, en el que militares asesinaron a jóvenes que luego eran presentados como guerrilleros abatidos en combates.