Las autoridades en Cajicá, Cundinamarca dieron fin a la búsqueda de Gamaliel Álvarez, docente de 43 años de edad que se reportaba como desaparecido desde hace dos meses.

Enterrado con cemento bajo el mesón de la cocina de su propia casa; así fue el fatal desenlace del profesor de ballet, que fue encontrado por peritos forenses el pasado 26 de noviembre. En el lugar estuvieron presentes vecinos de la víctima, quienes reportaron fuertes olores provenientes de la casa.

También puedes leer: Fracasa plan piloto para sacar pasaporte: regresa agendamiento digital

El mayor Ómar Acosta, comandante de la estación de Policía del municipio, confesó para una emisora local que fue él mismo quien ingresó a la vivienda para confirmar si el profesor estaba allí.

“Al llegar a un cuarto, hacia el fondo, un cuarto de ropas, observamos que había una estructura extraña de cemento, que no era acorde con la construcción de una vivienda” relató el mayor Acosta.

También puedes leer: El extraño homicidio de un colombiano en un apartamento de Madrid, España

Incluso, el uniformado contó que, durante la pesquisa, la casa estaba organizada y sin ningún detalle extraño que generara sospechas. Sin embargo, también dijo que el celular del docente estaba cargando en el momento del hallazgo, confirmando así que había una persona que se hacía pasar por él.

“Él seguía contestando las llamadas, alguien de estaba haciendo pasar por él. A algunos cercanos les dijeron que se había ido de vacaciones”, añadió Acosta.