La Contraloría  alertó nuevamente al INVIAS por las anomalías que siguen presentando algunos elementos de la estructura del nuevo Puente Pumarejo, en Barranquilla, situaciones sobre las cuales hace más de seis meses había llamado la atención el organismo de control.

“Nuevamente le solicitamos realizar las gestiones necesarias y suficientes que permitan subsanar adecuada y prontamente estas anomalías e informar de ello a esta Contraloría Delegada”, le pidió el contralor Delegado para el Sector de Infraestructura, Luis Fernando Mejía Gómez, al director general de esta entidad, Juan Esteban Gil.

Le puede interesar: Demanda pide extender licencia de maternidad a parejas del mismo sexo que adopten

La alerta reiterada está relacionada con la pérdida de tornillos y tuercas del aseguramiento del sistema de anclaje de tirantes al tablero principal del Puente Pumarejo, lo que para la Contraloría Delegada para el Sector de Infraestructura se constituye en una anomalía y en un riesgo que a esta fecha aún no han sido solucionados satisfactoriamente.

Como consecuencia de lo anterior, los componentes externos e internos de los anclajes afectados (tubo antivandálico y demás elementos interiores) continúan expuestos a serios riesgos de corrosión, degradación física y/o conflagración, lo cual, según el Interventor Consorcio Vial Pumarejo, puede comprometer la debida estabilidad estructural del sistema de tirantes del nuevo puente.

¿Cuándo funcionará adecuadamente el sistema de instrumentación y monitoreo del puente?

Adicionalmente, la Contraloría mostró también preocupación por el Sistema de Instrumentación y Monitoreo del Puente Pumarejo, dado que lleva en operación 2 años y medio sin que haya funcionado, lo cual ha impedido que se conozcan los resultados de los parámetros de desempeño que especificó su diseñador estructural y, lo que es peor, sin que tampoco haya certeza de la fecha en que el INVIAS lo pondrá en adecuado funcionamiento.