La Corte Constitucional admitió la demanda que se presentó contra el artículo del Código de Policía que sustentó la multa que se impuso contra un joven por comprar una empanada en la calle en Bogotá.

La demanda pretende tumbar el punto seis del artículo 140 de dicho código que habla de comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio público.

Según los demandantes, la norma otorga una facultad discrecional a las autoridades de policía para imponer sanciones a quienes promuevan o faciliten el uso del espacio público, lo cual permite que se presenten arbitrariedades.

Además, señalan que la norma es injusta porque afecta la actividad de los vendedores informales, privándolos de la posibilidad de ejercer su modo de trabajo, única fuente de ingreso.

«Aun cuando la jurisprudencia ha señalado que las autoridades de policía deben realizar un test de proporcionalidad para aplicar la medida, lo cierto es que otorgar tal potestad es inconstitucional, no solo porque es exagerada, sino porque deben primar los derechos fundamentales de los particulares, entre ellos el del trabajo», señala la demanda.

La Corte le pidió al Congreso de la República, a los Ministerios de Justicia y Defensa, a la Personería Distrital, a la Policía Nacional y a la Defensoría del Pueblo, además de algunas universidades, que presenten un concepto sobre el tema, para lo cual tendrán un plazo de 10 días.