A raíz de la reciente extradición de alias Otoniel a los Estados Unidos, varias figuras políticas han reaccionado ante la situación que vive este criminal y que el presidente Iván Duque ha calificado como un éxito para su Gobierno.

Los candidatos a la presidencia, como: Sergio Fajardo, Federico Gutiérrez, Ingrid Betancourt, Enrique Gómez y Rodolfo Hernández se pronunciaron.

En contexto: Otoniel regresará a Colombia a pagar por sus crímenes: Iván Duque

El candidato por la coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo, afirma que la captura de Otoniel es importante, sin embargo, su extradición deja con muchos vacíos al país, puesto que aún hay “víctimas que no  han sido reparadas, que no saben la verdad y que no han visto la justicia (…) empezó a hablar y Colombia tiene que saber”.

Una perspectiva muy similar tiene Ingrid Betancourt, quien en sus declaraciones afirma que Otoniel tiene secretos de personas muy importantes y no se puede llevar esa verdad con él hacia los Estados Unidos.

“No queremos que se lleve la verdad, en Estados Unidos la vida va a ser protegida y de esta manera vamos a tener fiscales que van a ir a tratar de saber que es lo que él nos tiene que contar para las víctimas, es importante la verdad de Otoniel, él tiene secretos de personas muy importantes“.

Por su parte, Federico Gutiérrez, conforme con lo que afirmó Duque, hace alusión a que es relevante que Otoniel vuelva al país a responder por sus delitos.

“Celebro que en este momento esté siendo extraditado y que pague por sus delitos”.

Por su parte, los candidatos Rodolfo Hernández y Enrique Gómez, se mostraron más enfáticos, pero en los polos opuestos, pues el ingeniero Hernández fue estricto y afirmó que la extradición significa “renunciar a la soberanía del país y burlarse de la justicia colombiana”.

Por su parte Gómez apoya la extradición y pide que “ojalá no lo devuelvan”

“La extradición de Otoniel era necesaria para cumplir con los objetivos de política criminal, los llorones que hay en el país no se sabe que era lo que buscaban, si era el silencio, o favorecer las mafias (…) ojalá no nos lo devuelvan que se quede por allá bien guardadito”.