La aerolínea iraní Mahan Air, la segunda más grande del país, inauguró hoy oficialmente un vuelo directo entre Teherán y Caracas, en una muestra de las estrechas relaciones entre Irán y Venezuela, ambos países bajo sanciones de Estados Unidos.

El primer avión con destino a la capital venezolana despegó en la mañana del lunes del aeropuerto internacional Imán Jomeiní de Teherán y el trayecto previsto es de 16 horas de duración, según la Organización de la Aviación Civil de Irán.

El portavoz de la Organización, Reza Yafarzadeh, explicó en un comunicado que en este vuelo viaja el director del Departamento de Relaciones Exteriores para América, Mohsen Baharvand, acompañado de una delegación.

Los responsables iraníes mantendrán reuniones con sus homólogos venezolanos sobre la situación actual en el país sudamericano y sobre las condiciones para el mantenimiento de los vuelos.

Las relaciones entre Irán y Venezuela son muy estrechas desde la época del fallecido presidente Hugo Chávez, cimentadas en su oposición mutua a Estados Unidos.