El 1 de octubre comienza el cese al fuego bilateral que pactaron el gobierno y la guerrilla del ELN. Es la primera vez que este grupo armado acepta una tregua con el Estado en 53 años de confrontación con éste. Hay tanta esperanza como cautela entre la ciudadanía.

Con tres secuestrados aún en su poder y siendo el autor del más reciente ataque al Oleducto Caño – Limón Coveñas, el ELN inicia el cese al fuego acordado con el Gobierno Nacional.

Tal como quedó planteado el pasado 4 de septiembre, en las mesas de diálogo en Quito, Ecuador, a las 12 en punto de la madrugada, los ‘elenos’ y el Ejército dejarán de atacarse.

Durante el anuncio que daba inicio al cese bilateral, los negociadores del gobierno con el grupo guerrillero insistieron en que ahora debe ser el ELN el que demuestre su voluntad de cambio.

Por lo que insistieron en la entrega urgente de los tres secuestrados que mantienen en su poder.

Los veedores de este el Cese al Fuego serán la Iglesia Católica y la ONU, que desplazará sus observadores a los 33 municipios donde hay la mayor presencia del ELN.

Noticias UNO