Los tapabocas, mascarillas o ‘barbijos’, se convirtieron en un implemento que hace parte del diario vivir de las personas que tienen que salir de sus casas al trabajo (o por recreación), gracias a la pandemia del coronavirus.

Si embargo, muchos de estos están fabricados por distintos tipos de material, y no todos ofrecen el mismo nivel de protección. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) publicaron un instructivo en el que insisten a las personas a usar los tapabocas que ofrecen mayor seguridad contra el COVID.

Para incentivar estos procesos, los CDC clasificaron las mascarillas que más protegen a las personas de un posible brote, según su material de fabricación.

Conozca más: ¿Por qué fumar al aire libre esparce el COVID hasta 8 metros?

‘ABC de los tipos de tapabocas’

“Los productos de tela holgada ofrecen la menor protección”

“Los productos de tejidos finos en capas ofrecen más protección”

“las mascarillas quirúrgicas desechables bien ajustadas y las ‘KN95’ ofrecen aún más protección”

“las mascarillas de filtración aprobadas por el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional, (incluyendo las N95) bien ajustadas ofrecen el mayor nivel de protección”’

De esta manera, los CDC presentaron ante el público los tapabocas que mejor cubren una posible infección por COVID, en especial la de sus variantes Ómicron y Delta.