La Sala Plena de la Corte Constitucional no avaló el denominado Tribunal de Aforados contemplado dentro de la reforma de Equilibrio de poderes y que pretendía reemplazar la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

Según La W, en su sitio web, para la Corte el trámite del acto legislativo en el Congreso no cumplió con las reglas establecidas. El vicio estuvo en que durante los debates no se respetó el principio de unidad de materia, que dice que los artículos no pueden cambiar su esencia mientras son discutidos en el Senado y en la Cámara.

La senadora y exfiscal general, Viviane Morales, criticó la decisión del Alto Tribunal. “La propia Corte Constitucional decide quedarse sin juez. Es una corte que se ha puesto competencias que no le corresponde y se volvieron constituyente. Quieren tomarse todos los poderes y que a ellos no los controle nadie”, indicó Morales.

Publicidad