El proceso contra Marilú Ramírez, la mujer que presuntamente infiltró a las Fuerzas Militares, podría tener un inesperado giro.

Apareció una prueba que podría conducir a la libertad de la acusada.

El informe de un ataque terrorista contra la Escuela Superior de Guerra, por el que es juzgada Marilú Ramírez, quien fue presentada como la infiltrada de las FARC, no existe.

Noticias Uno conoció que durante la investigación, un alto oficial de inteligencia de la Armada Nacional le entregó esa prueba a la Fiscalía.

“Introducirá el oficio número 1920 sobre que no conocía un acto terrorista llamado la graduación”.

Como la Fiscalía se abstuvo de llamar al oficial para que declare en el juicio, la defensa de Marilú Ramírez, pidió su testimonio para descartar que ella hubiera participado en el atentado a la Escuela Superior de Guerra, petición que de inmediato fue ordenada por el Tribunal Superior de Bogotá.

“Teniendo en cuenta que proviene de la jefatura de seguridad de la Armada Nacional, informando que tenía conocimiento de un acto terrorista llamado  la graduación, como se llamó a la colocación de un carro bomba en la sede de la Escuela Superior de Guerra, cualquier elemento que lo desvirtúe es válido”

Publicidad

El Tribunal también ordenó las declaraciones del subdirector de la Escuela, así como de asesores de inteligencia comandantes de batallón, quienes podrían demostrar que Marilú ingresó al Curso Sidenal, no por ser infiltrada de las FARC, sino por invitación de los mismos militares.