Los administradores de plataformas como Google y Facebook aseguraron que no pueden determinar cuándo una publicación en redes sociales afecta a una persona porque eso debe ser función de los jueces.

Durante una audiencia en la Corte Constitucional, el representante legal de Google, Lorenzo Villegas, señaló que, aunque se tienen controles sobre los contenidos que se suben a las redes, es imposible saber qué cosas son verdad o mentira.

“Los administradores de las plataformas no podemos ser responsables de lo que se sube a las redes, esa función deben asumirla los jueces que, a través de fallos, nos dicen si algo se debe retirar de la web o no. Nosotros solo le pedimos a la Corte que vele por un internet libre, abierto y plural”, indicó el representante de Google.

Por su parte, el fiscal, Néstor Humberto Martínez, denunció que existen empresas dedicadas a difundir información falsa que puede afectar a cualquier persona.

“Sabemos de la existencia de industrias de las redes sociales que operan como empresas desde bodegas conocidas como “Net Center”, y se dedican a difundir informaciones falsas para afectar o perseguir a las personas por sus opiniones políticas, religiosas, comerciales”, indicó el fiscal.

El procurador, Fernando Carrillo, también participó en la audiencia y señaló que lo más grave es que ahora los ciudadanos se sienten amenazados por las redes sociales.

“No se trata de eliminar las redes sociales, es necesario educar al ciudadano. Insultar o atropellar es el resultado de una sociedad en conflicto donde las posiciones intermedias no son viables sino los extremos”, puntualizó el procurador Carrillo.