Los atascos de tráfico, las presiones laborales y las preocupaciones económicas… En general el estrés puede producir diabetes, según un estudio realizado en Perú.