Marilú Ramírez es la mujer acusada de haber infiltrado los altos mandos militares para enviarle información a las FARC…Según las investigaciones habría llegado hasta la residencia particular del ministro de defensa Juan Manuel Santos…Ella habló en exclusiva con Arnulfo Méndez de Noticias Uno y entregó su versión sobre estos hechos.

La Fiscalía acusa a Marilú Ramírez de haberse infiltrado en las Fuerzas Militares, para realizar el atentado contra la Escuela Superior de Guerra en noviembre de 2006… Para ello aportó como prueba estas fotografías del Curso Integral de Defensa Nacional Cidenal de 2005, al que sólo asisten por invitación, magistrados, jueces, fiscales, procuradores y militares extranjeros, entre otros. Ella dice que también fue invitada.

“Es verdad a mi me invitaron a hacer el curso, yo no lo solicité”.

Publicidad

Marilú asegura que las fotografías fueron tomadas durante los cursos y que no eran parte de un trabajo de espionaje.

“Si mi trabajo hubiera sido de infiltración no tendría solamente las fotografías de Cidenal, tendría fotografías de centros de entrenamiento, de los CIE, de batallones, de unidades militares”.

Otra de las pruebas de la Fiscalía en su contra son sus apuntes sobre el atentado a la Escuela Superior de Guerra, de los que ella asegura fueron una tarea universitaria.

“En uno de los apartes dice: ayer mientras el general Mario Montoya, comandante de las fuerzas militares, osea lo hago al día siguiente”.

Recién capturada, el 25 de octubre del año pasado, las autoridades habían asegurado que otra prueba en su contra era un correo del comandante guerrillero Carlos Antonio Losada.

“Pero después dicen que ya no aparezco ahí, que aparezco en otros, en otros discos duros que encontraron en un registro cualquiera, en donde no hay capturas, no hay bajas, no hay video, no. Apareció”.

Con el transcurrir de la investigación también se conoció que Marilú había ingresado hasta la casa del Ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos. Ella sostiene que se trató de un trabajo universitario que hizo con una compañera de estudios, que a su vez era empleada doméstica del Ministro.

“entonces me dice: si querés yo también tengo que desarrollar y trabajamos, lo que pasa es que no puedo salir porque mis jefes no están. Yole dije ah bueno, entonces dice: entonces yo voy a hablar con la señora o bueno, no se con ellos y les pido permiso, entonces para que valla… ella me dice que sí y yo voy dos días allá a hacer el trabajo”.

Marilú dice que conoce a los mandos militares, no de 2005 cuando según las autoridades se habría infiltrado, sino desde 1998 cuando se enamoró de uno de ellos.

“Tuve relaciones personales con algunas personas de las fuerzas militares  porque viví 10 años en ese mundo”…

Ella dice que sus problemas se deben a una relación sentimental.

“Hay veces pienso y digo: si tal vez me metí con quien no debía”.