Las Comisiones Primeras de Senado y Cámara fueron hoy escenario de un duro altercado entre el fiscal general Néstor Humberto Martínez y la senadora Claudia López.

El fiscal llamó irresponsable a la señora López mientras que ella le señalaba como títere del candidato Germán Vargas Lleras y de su partido Cambio Radical.

El choque se registró durante la discusión de la ley estatutaria de la Justicia para La Paz.

El señor Martínez Neira acudió al Congreso para presentar los acuerdos que había alcanzado hasta el mediodía con el Gobierno y los ponentes del proyecto de la JEP,  sobre trece artículos en los cuales tenia observaciones desde hace varios días.

Pero la senadora López aprovechando la presencia del fiscal, le recriminó las decisiones que han tomado fiscales en los últimos días, con la detención del exalcalde de Magangué, Marcelo Torres, y el gobernador de Nariño, Camilo Romero.

Dijo la congresista y candidata presidencial de Alianza Verde que esas medidas estaban dirigidas a atacar a quienes no apoyan la candidatura presidencial de Germán Vargas Lleras, que según la senadora es el jefe político de Martínez Neira.

El fiscal pidió la palabra y anotó que aunque siempre ha evitado que en razón de sus funciones se presente ante el Congreso para hablar de su gestión, haría por una única expedición.

Calificó de irresponsable a la senadora López, pues en su concepto, en las redes sociales propaga informaciones que no corresponden a la verdad.

Explicó que el fiscal independiente que en Magangué decidió la captura del exalcalde, le había comunicado ayer que se trataba de una acción legítima porque el exfuncionario está siendo investigado por delitos como peculado, celebración indebida de contratos y falsedad ideológica.

“Esos son los pequeños delitos” que se le atribuyen al amigo de Claudia López, dijo el fiscal.

Notificó entonces que no le van a amarrar las manos con el cuento de que cuando los fiscales toman decisiones que afectan a personas de determinado partido político se trata de una persecución judicial con propósitos políticos.

Sostuvo que en su administración se han tomado decisiones contra más de 1.100 funcionarios públicos, según dijo sin tener en cuenta el origen político de los afectados y aseguró que el lunes pasado cayeron en la órbita de la Fiscalía varios funcionarios que según se enteró hoy han pertenecido a Cambio Radical.

Aseguró que el país puede tener la seguridad de que la Fiscalía actuará contra todo quien transgreda la ley, sin importar su origen político.

Yo no tengo jefes, no obedezco a un directorio político, cuando cruce el umbral para ser fiscal, la única autoridad que tengo es la constitución política”, dijo Martínez Neira.

Explicó que no recibió recomendaciones de Bustos para nada y que el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno está preso y con un pie al borde de la extradición porque su mismo despacho realizó las actuaciones que la propia embajada de Estados Unidos en Bogotá reconoce que son de autoría netamente colombiana.

El fiscal le dijo a Claudia López que ella puede seguir diciendo lo que quiera, “porque cree que está amparada en una impunidad que no le va durar toda la vida”.

Claudia López le replicó en voz alta que dejaba constancia de las amenazas que le estaba profiriendo el fiscal.

Pero el señor Martínez Neira le replicó: “No la estoy amenazando… no es una amenaza”.

Carlos Ruiz – CM&