Los duques de Sussex emprenden acciones legales contra la prensa sensacionalista en el Reino Unido. El príncipe Harry argumenta, a través de una carta, que su esposa, Meghan Markle, es víctima de campañas despiadadas por sus polémicas relaciones familiares.

Este escándalo nace luego de que el periódico The Mail On Sunday publicara una carta de Meghan para su padre. Meghan enfrenta judicialmente al medio por mal uso de información privada, infracción de derechos de autor y violación de la ley de protección de datos. La familia teme que se repita la historia de la difunta Lady Di.

“He sido testigo silencioso de su sufrimiento privado durante demasiado tiempo. Retroceder y no hacer nada sería contrario a todo lo que creemos. Además de la publicación ilegal de este documento privado, deliberadamente omitieron párrafos selectos, oraciones específicas e, incluso, palabras singulares para enmascarar las mentiras que habían perpetuado durante más de un año”, expresó el hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Di.

Y añadió: «He visto lo que sucede cuando alguien que amo se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una persona real”, escribió. “Aunque esta acción puede no ser segura, es la correcta. Mi miedo más profundo es que la historia se repita. Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas”.

 En el caso de ganar la demanda y de recibir una indemnización esta será entregada a una organización benéfica antibullying.

Publicidad