El, hasta hace poco, jefe de bienes y servicios del Senado le dio por denunciar irregularidades y nepotismo de un contratista y, en vez de lograr sanción para éste, él fue el despedido.

Néstor Sánchez denuncia que perdió su puesto como jefe de bienes y servicios del Senado, por haber advertido irregularidades en el contrato de un ingeniero de sistemas del Congreso Álvaro Patiño, cuñado de quien hasta hace poco fuera la secretaria de la directora administrativa del Senado, Ángela Bernal Amorocho. Esta, fue grabada supuestamente pidiendo coimas a funcionarios, y usando indebidamente el permiso de los carros del Congreso.

Él dice que le advirtió a la exjefa de Bernal, Astrid Salamanca que los 8 millones que ganaba el ingeniero Álvaro Patiño por supervisar el contrato de aseo y cafetería, era irregular, pues no contaba con la experiencia requerida por ley.

Por tres días de trabajo, el ingeniero también cuñado del exsenador Miguel Bernal Amorocho, condenado por desfalcar la Caja Agraria, cobró más de tres millones de pesos.

Entonces, el Vicepresidente del Senado Andrés García Zuccardi, hijo de dos encartados con la justicia, pidió la cabeza del denunciante:

Los emisarios del Senador Andrés García Zucardi, de la Directora Administrativa y de Ángela Bernal, lo visitaron

Intimidado, presentó su renuncia, y el 11 de septiembre la Directora Administrativa lo declaró insubsistente, pese a que tenía licencia hasta el 22 de ese mes.

Ese mismo dia, nombraron a su reemplazo, ficha del Senador Andrés García Zucardi, quien dijo desconocer estas denuncias.

La misma situación parece haber vivido una antigua jefe de bienes del Senado, quien fue sacada después de advertir irregularidades en el traspaso de vehículos del Congreso.

Ni el Senador ni la directora administrativa, se pronunciaron, al ser consultados por Noticias Uno.

Noticias UNO