Crece la pelea, en pleno cuadrilátero, entre las operadoras de celulares.

Avantel es una operadora de telefonía móvil, limitada, que arrienda redes de operadores más grandes como Claro, Tigo o Movistar para prestar sus servicios. Las operadoras acusaron a Avantel de no pagar el alquiler de sus redes. Avantel acaba de publicar un comunicado en el que manifiesta no tener deuda alguna con el operador Tigo por concepto del servicio de roaming nacional.

Avantel usa la red de Claro, Movistar y Tigo para llegar a los lugares donde no tiene cobertura propia. Tanto Tigo como Claro consideran que Avantel está incumpliendo sus obligaciones, que al parecer son superiores a los once mil millones de pesos. Cualquiera de las redes tiene la facultad para desconectar a Avantel si pasan al menos dos periodos sin pago completo y eso es lo que ha pasado.

El asunto quedó en manos de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC). ¿Se salvará Avantel?