Remedios García, alias Irene, la mujer que sería la persona clave de las FARC en España y su enlace con ETA, podrá salir en libertad después de pagar una fianza de 12 mil euros.

El juez Baltasar Garzón, quien atendió el caso, señaló que ella tiene una relación fluida con la guerrilla colombiana.

El juez  español  Baltasar Garzón dejó hoy en libertad a la presunta representante de la guerrilla de las FARC en España, María Remedios García Albert.

El titular del Juzgado Central de Instrucción le otorgó una semana para que reúna  12.000 euros, cerca de 36 millones de pesos colombianos,  y evitar  así su ingreso a prisión.

García Albert tendrá que presentarse semanalmente en el juzgado además de entregar su pasaporte para evitar que abandone España.

Baltasar Garzón sostiene que María Remedios García Albert «mantiene una relación fluida, a través de correos electrónicos con las FARC”.

El juez señaló también que la mujer, a quien le dirían dentro de las Farc Soraya e Irene, habría recibido de Raúl Reyes en 2006, seis mil dólares para que los hiciera llegar a Lucas Gualdrón representante de las FARC en Europa.

La mujer, de 57 años, fue detenida ayer en la localidad de San Lorenzo de El Escorial, en Madrid  por agentes de la Comisaría General de Información, como presunta autora del delito de integración con banda armada, en el marco de la denominada Operación Cali, llevada a cabo en coordinación con la Policía colombiana.

Publicidad