El pasado 1 de junio, la Policía de Playas de Tijuana, recibió un informe donde respondió a un llamado sobre un vehículo abandonado con mal olor.

En el auto se encontró el cuerpo de Raquel Sabean, en estado de descomposición envuelto en una manta blanca.

Le puede interesar: Científicos chinos creen haber captado señales de una civilización extraterrestre

Dentro de la investigación del caso, la Fiscalía de Baja California, reveló que la mujer sería madre de una mejor de 7 meses que estaría desaparecida, al parecer desde la misma fecha que se dio con el paradero del cuerpo de su madre.

“Se requiere del apoyo de la ciudadanía y de los medios de comunicación para dar con el paradero de la menor, ya que se encuentra en una situación de vulnerabilidad y puede ser víctima de algún delito, o de sufrir un daño en su salud”, decía la alerta que emitió la Fiscalía de Baja California el 8 de junio.

Le recomendamos leer: EEUU aprueba el uso de vacunas de COVID-19 para niños a partir de los 6 meses

Sin embargo, este 17 de junio, la Fiscalía dio un parte de tranquilidad, pues aseguraron que la menor identificada como Valentina Sabean, fue hallada en buen estado en el municipio Playas de Rosarito, Baja California, México, después de semanas de una búsqueda.

Por otra parte, las autoridades del lugar decidieron capturar al padre de la menor y esposo de la mujer asesinada por ser un sospechoso en el caso.

“Probablemente, el padre es el sospechoso”, dijo entonces ante medios de Tijuana el fiscal general de Baja California.