La Comisión de seguimiento a la sentencia t-388 de 2013, con la que la Corte Constitucional declaró una grave crisis en el sistema penitenciario, recomienda prorrogar la crisis.

Se cumplen nueve años de la sentencia que declaró el ‘estado de cosas Inconstitucional’ por la grave crisis que se vive en las cárceles y por el sufrimiento de los reclusos.  La comisión de la sociedad civil que le hace seguimiento a esta crisis advierte que esta agravó y propone prorrogarla.

A continuación, algunos apuntes del informe entregado por la Comisión.

La crisis carcelaria agravó:

Advierten que las condiciones de las cárceles no son aptas para la vida. “El gobierno decidió que parte del hacinamiento debía ser trasladado a centros transitorios de detención y esto agravó la crisis”, declaró Daniel Echeverry, vocero del Comité de Solidaridad de Presos Políticos.

Política criminal “insostenible”:

“Mientras la política criminal siga prevaleciendo un aumento de las penas, o un uso de las cárceles, nunca van a ser suficientes los cupos carcelarios”, agregó Echeverry.

“Estrategia de ocultamiento del gobierno a la crisis”:

“No es posible saber si efectivamente el gobierno ha hecho un cubrimiento progresivo a la Corte, lo que se ha un poco dedicado a decir es “hemos ejecutado y hemos invertido”, pero la frase no garantiza que el acceso se dé”, manifestó Adriana Benjumea, directora de la Corporación Humanas.

Problemas estructurales en salud:

“Falta de salud especializada. Un ginecólogo que entra una vez al mes no puede atender a 2 mil mujeres. La falta de atención provoca que la solución al final sea hacer histerectomía, es decir, quitar el útero”, advirtió Claudia Cardona, directora de Corporación Mujeres Libres.

Problemas con el agua potable:

“No hay agua potable en las cárceles, hay racionamiento de agua por lo menos en el 90% de los establecimientos”, puntualizó Benjumea.

Pocas investigaciones por maltrato a los reclusos:

“No hay notas criminales. Es terrible que desde 2013 a 2021 sólo existan 14 notas criminales”, expresó Cardona.