Ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, un grupo de senadores encabezados por Angélica Lozano, Iván Cepeda y Antonio Sanguino, instauraron una acción de tutela para revivir la Consulta Anticorrupción, votada en 2018.

Según los congresistas, por un censo electoral mal elaborado se dijo en su momento que la Consulta no había superado el umbral cuando “sí lo hizo por más de 400.000 votos”, dice la senadora Angélica Lozano.

«En un debate contundente en la Comisión Segunda del Senado, los senadores Cepeda y Sanguino probaron que el censo electoral estaba inflado, que aparecían en él personas fallecidas o ciudadanos que no pueden votar por tener privación de la libertad. El registrador nacional reconoció esas fallas. Reconoció que el censo electoral está inflado en el país. Colombia le dijo sí a la Consulta», enfatizó en un video Lozano.