Toda una polémica ha surgido por cuenta de la suspensión provisional que ordenó la Procuraduría a Daniel Quintero de su cargo como alcalde de Medellín por, presuntamente, haber participado en política.

Mediante una cadena de trinos, Quintero Calle expresó su rechazo e indignación por la decisión que tomó la procuradora Margarita Cabello de apartarlo del cargo en “tiempo récord”.

En primer lugar, el funcionario responsabilizó al exsenador Álvaro Uribe Vélez y a la misma procuradora de haber llegado a un acuerdo para suspenderlo de forma provisional. Inclusive, Quintero Calle aseguró que el accionar de Cabello está impulsado por el uribismo.

En horas de la mañana, el exsenador Uribe le contestó al alcalde de Medellín tras culparlo de su sanción.

“Alcalde juguetón, no engañe que lo que ha hecho con el patrimonio público es suficiente, aseguró Uribe, entregando razones demás para la decisión tomada por la entidad del Estado.