El embarazo de Bibiana Castro transcurrió felizmente en Zipaquirá, Cundinamarca, hasta el momento del parto…el bebé se atoró y era necesario practicarle una cesárea, lo cual no es problema en un hospital de segundo nivel como el San Juan de Dios de esa población, sin embargo nunca hubo tal anestesiólogo y el bebé murió ahogado en el vientre.

Una denuncia sobre cómo la negligencia en el hospital San Juan de Dios de Zipaquirá (Cund.), llevó a Bibiana Castro a perder el bebé que esperaba.

Su embarazo transcurrió felizmente hasta el momento del parto, cuando una complicación –habitual en muchos casos-, requirió de la presencia de un anestesiólogo que el hospital no tenía…Jamás llegó. La demora, los traslados, y las fallas por las que el hospital aún no responde llevaron a la más trágica consecuencia:

El bebé murió en el vientre materno… El Director del Hospital no responde a las llamadas de Noticias Uno, y mientras tanto, Bibiana Castro, su esposo y su familia aún miran con tristeza el cuarto que tenían preparado para su nuevo hijo, y lloran la ausencia de un ser que no pudo nacer a causa de la negligencia.