Este es un qué tal esto que empezamos a investigar hace un mes, cuando nació en Neiva una bebé que necesitaba ser sometida a un tratamiento muy especializado para una dolencia cardíaca… La familia nos contó que los hospitales que podían salvarla no la atendían porque era usuaria del SISBEN… Ellos decidieron, entonces, decir: ¡Qué tal esto!

El calvario de Claudia comenzó a los pocos días del nacimiento de su primera hija

“La traje a los 8 días de nacida porque presentó una eutericia, me la hospitalizaron”.

Eso sucedió el pasado 15 de agosto, la bebé fue remitida a la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Neiva…

“Se el ha suministrado todo los medicamentos que el hospital está en disponibilidad”.

Sin embargo, dos días después, el 17 de agosto, la situación de la pequeña Isis empeoró. Su corazoncito empezó a fallar.

“presentó problemas respiratorios le ordenaron placas y un ecocardiograma”

La bebé debía se trasladada de inmediato a  un centro médico especializado debido a la complejidad de su falla cardiaca.

“los médicos concretaron que el neonato debía ir a cirugía cardiovascular”

Los médicos le dijeron a Claudia que  su pequeña, tenía los días contados si no era trasladada inmediatamente. Así que  desde ese instante comenzó  una carrera contra el tiempo para salvarle la vida a la pequeña.

“Hemos llamado al Instituto Cardiológico de Soacha, a la Cardio infantil en Bogotá, a la Shaio, al San Carlos”. “Se ha llamado a todas partes, a Medellín”

Publicidad

*Pero las respuestas fueron las mismas.

“le dijeron que no tenían camas” “que no hay cama que no hay cama”

Al no encontrar solución, y al ver que el reloj corrían en contra de la bebé, su abuelo viajó hasta Bogotá.

“fui a la Cardio Infantil, me atendió una jefe Diana, que eso no era oficio mío sino del hospital”. “se expidió la autorización sin embargo la institución con la que se tiene convenio no  ha podido darle cupo”.

*Cupo que según la familia les negaron por ser usuarias del Sisben.

“donde hemos llamado a solicitar la cama para la bebé dicen que por ser del sisben nos cierran las puertas, que por ser un estrato que el sisben no cubre la operación que es costosa”. “L secretaria de salud no cubre. Por medio de ellos que no pagan, cierran las puertas”. “Ellos tiene los contratos, no entiendo porqué allá no la reciben”

Situación que no desconocen en la secretaria de salud de Neiva

“puede estar sucediendo, estamos haciendo lo pertinente para ver como se da solución”.

Según el sisben en Neiva no hay excusa para no haber remitido a la bebé a otro centro médico. “una urgencia independiente de sisben o no debe ser atendida mientras se legaliza”

Y mientras la pequeña Isis seguía aferrándose a la vida, su mamá continuaba intentando infructuosamente obtener alguna respuesta de los centros médicos de Bogotá.

Suplicando por un milagro.

“que por favor nos abran las puertas, que nos ayuden porque mi chiquita si no le hacen la cirugía urgente… de eso depende la vida de mi pequeña”. El pasado viernes 22 de agosto, la bebé por fin pudo ser trasladada al instituto Cardiológico del municipio de Soacha, al sur de Bogotá…

“la niña ingresó por urgencia venía en muy mal estado”

Desafortunadamente, para la pequeña Isis ya era demasiado tarde, su corazoncito dejo de latir. Ese mismo día murió.

“venía con serios problemas del corazón”

*Su vida tan solo duro 3 semanas. 3 semanas luchando contra la enfermedad y la burocracia del servicio hospitalario para los pobres.