Tres jefes de los paramilitares de Ralito aseguran que el testaferro que administró una finca de sus fincas, ahora se declara despojado por ellos y pretende hacerse dueño del proyecto productivo con el que querían cumplir con la reparación a sus víctimas. Qué Tal Esto.

Los paramilitares Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, y Guillermo Pérez Alzate, alias ‘Pablo Sevillano’, entregaron cuatro predios en Simití, sur de Bolívar, para la reparación de sus víctimas.

“Están desarrollando un proyecto productivo que en este momento, de acuerdo a la entidad que lo está administrando, puede valer 50 mil millones de pesos”.

Sin embargo, la entrega de los bienes para la indemnización de las víctimas de las Autodefensas, se frenó porque aparecieron dos hermanos que reclaman la propiedad de las tierras.

Freddy y Jairo Triviño Alzate, aseguran que en 1999 fueron obligados por las Autodefensas a abandonar su predio en Simití y se constituyeron como víctimas de los paramilitares para recuperar el terreno… El abogado César Sarmiento Olano los representó en el proceso.

Publicidad

Fernando Artavia dice que los hermanos Triviño Alzate no fueron víctimas de las autodefensas sino todo lo contrario: el terreno quedó en poder de los paramilitares luego de un negocio entre Darío Pérez Rico, alias ‘Pedro Mafia’, con los Triviño.

“Los Triviño Alzate vendieron en el año 99, sólo que como este señor ‘Pedro Mafia’, o sea Darío Pérez Rico, era una persona que estaba al margen de la Ley no podía tener bienes a su nombre, entonces él dejó que ellos continuaran con la propiedad a nombre de ellos, es decir, ellos se convirtieron implícitamente en testaferros de este señor”, agregó.

Los hermanos Triviño Alzate tienen como testigo a su favor a Hemel Pérez Lizarazo, quien está denunciado en Bogotá por la invasión de un terreno en Suba del ingeniero Joaquín Sánchez.

El abogado César Sarmiento Olano también representó a Hemel Pérez en el proceso por la ocupación de ese terreno.
El año pasado el abogado César Sarmiento fue nombrado fiscal del ente investigador. Según Fernando Artavia eso le quita garantías al proceso de la entrega de los bienes de los paramilitares a sus verdaderas víctimas.

Una vez en la Fiscalía, César Sarmiento entregó el poder de las tierras en Simití al abogado Alí Humar Cifuentes, quien en una conversación telefónica del 6 de marzo con el abogado Fernando Artavia dijo: “César me dice a mí: mire, esto está aquí así, esto está buenísimo para ganarse un dinero, ganarse una pensión y me pinta un panorama, me saca a toda esta gente, esta gente llora y me dice que sí, que esta gente efectivamente son víctimas… ¿qué hace uno doctor? Comenzar a trabajar, y comienzo a trabajar a mirar, y a defender a capa y a espada un derecho ante la Ley frente a una situación que es la verdadera, y comienzo a trabajar y a trabajar y cuando me doy cuenta, es que las cargas no son así, que las pruebas demuestran otra cosa”.

Alí Humar Cifuentes renunció a ser el abogado en el proceso de los hermanos Triviño por las tierras de Simití porque, según él, encontró irregularidades que no favorecen el proceso. Fernando Artavia y Joaquín Sánchez le exigen a las autoridades investigar un supuesto cartel de abogados que busca apoderarse de tierras que no les corresponde.

Aunque la Unidad para la restitución de las víctimas, reconoció a los hermanos Triviño Alzate como víctimas de los paramilitares, el abogado de los postulados está dispuesto a entregar nuevas pruebas en la Fiscalía para que falsas víctimas no se queden con el predio en Simití.

“Le mandaron una oferta a Rodrigo Pérez Lizarazo, alias ‘Julián Bolívar’, para que se asociaran y dijera ‘Julián Bolívar’, sí, yo los despojé, yo los desplacé, y que se quedaban con las tierras y con el proyecto y que repartían”.

Entre tanto, el ingeniero Joaquín Sánchez lleva ocho años tratando de recuperar el terreno en Suba que ocupó el cliente de César Sarmiento Olano.

El abogado de los paramilitares no ha tenido la colaboración de la Fiscalía para identificar al abogado que inició la que él considera una falsa reclamación.

“Pedí certificación en ese sentido a la Fiscalía General y este es el momento que no han querido certificar aduciendo o pretextando que eso viola la intimidad personal y familiar del señor César Sarmiento Olano”.

El ahora fiscal César Sarmiento Olano no atendió los llamados de Noticias Uno para conocer su versión.