El Departamento de Justicia de Estados Unidos le notificó a la Fiscalía que el 27 de marzo dejará libre al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, luego de que cumpliera una pena por narcotráfico de 15 años de prisión.

Mancuso recibió los beneficios de la Ley de Justicia y Paz por desmovilizarse de las Autodefensas Unidas de Colombia, por lo que fue sentenciado a una pena alternativa de ocho años de prisión, por su participación en más de once mil hechos delictivos como masacres, secuestros y desplazamientos forzados.

A pesar de ser extraditado a Estados Unidos, el exjefe paramilitar entregó información sobre su participación en varios homicidios y sus vínculos con la clase política de la costa, por lo que no fue expulsado de Justicia y Paz, y ese tribunal canceló todas las órdenes de captura en su contra, de modo que cuando sea deportado quedaría en libertad. Sin embargo, la Fiscalía rastrea si Mancuso tiene más procesos pendientes e incluso revisa un caso de lavado de activos por el cual también fue procesada su exesposa Martha Elena Dereix.

El exjefe paramilitar también le pidió a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que acepte su sometimiento a ella; aún no hay decisión.