La Corte Constitucional llamó la atención de las EPS para que garanticen a los pacientes el derecho a recibir un diagnóstico, es decir, con las valoraciones, las prescripciones y las órdenes de los tratamientos que resulten necesarios para el paciente. El pronunciamiento lo hizo la Corte al concederle una tutela a un habitante de la calle en condición de discapacidad, a quien, en Bogotá, la EPS Capital Salud se negó a entregarle unos medicamentos para tratar una úlcera de la que padecía.

El fallo, con ponencia de la magistrada Gloria Ortiz, señala que todas las personas tienen derecho a recibir atención médica integral, con información clara, oportuna, veraz y completa sobre su estado de salud, además, con el diagnóstico y el tratamiento indicados.

En este caso, por tratarse de un paciente con discapacidad física, la Corte resaltó que esas personas son sujetos de especial protección constitucional.