En Bogotá, la mortalidad materna en el primer semestre de 2021 fue 226 % mayor que en el mismo período de 2020, pasando de una tasa de 28 casos por cada 100.000 nacidos vivos (11 fallecimientos) a 91,1 casos por cada 100.000 nacidos vivos (29 fallecimientos).

En el país, la mortalidad materna temprana (durante su embarazo, parto o dentro de los 42 días después de su terminación) tuvo en 2021 un aumento del 39,6 % respecto al 2020.

 

Conozca más: Él era Alejandro Cardozo, la última víctima mortal de la inseguridad en Bogotá

 

De acuerdo con las cifras de la Secretaría Distrital de Salud, en el primer semestre del año se reportaron 639 casos de COVID-19 en gestantes para Bogotá.

De este total, el 97,7 % se han podido recuperar en casa, el 0,2 % se han recuperado con hospitalización de baja y mediana complejidad, el 0,6 % ha requerido estancia en Unidad de Cuidados Intensivos y el 1,6 % (10 mujeres) ha fallecido.

 

Vea también: (Video): Cadáver salió expulsado de un vehículo del CTI en el sur de Bogotá

 

El reporte de casos fue pronunciado en los meses de enero y junio, lo cual coincide con periodos vacacionales y con el comportamiento de las medidas de confinamiento en la ciudad.

El mayor número de casos en gestantes se registró en las siguientes localidades: Kennedy (77), Suba (74), Ciudad Bolívar (65), Engativá (63) y Bosa (63).

 

Quizás le interese: Ponencia en la Corte propone despenalizar totalmente el aborto

 

La localidad en la que se tiene identificado el mayor número de casos positivos en neonatos es Suba, con 31; seguida por Ciudad Bolívar, con 19; y Bosa, con 15.

El 95,1 % de ellos se han podido recuperar en casa, el 2 % se han recuperado con hospitalización de baja y mediana complejidad, el 1,5 % ha requerido estancia en Unidad de Cuidados Intensivos y el restante 1,5 % (3 neonatos) ha fallecido por COVID-19 directamente o por otras enfermedades asociadas.

 

Podría gustarle: David McMillan y Benjamin List, ganadores del Premio Nobel de Química 2021

 

Frente a esa realidad determinada por la pandemia, la Veeduría Distrital planteó recomendaciones concretas, que permitan controlar la mortalidad materna en la ciudad:

  • Promover la vacunación contra COVID-19 en la población gestante, que en Colombia sólo había alcanzado una cobertura del 13,5 % a corte del 5 de septiembre para primeras dosis (Ministerio de Salud y Protección Social).
  • Generar campañas comunicativas enfocadas en la población gestante para incentivar el reporte de síntomas de alerta por posible infección de COVID-19, la toma de pruebas diagnósticas en los lugares autorizados y la vacunación de esta población.

 

Lea más: Zuckerberg niega que Facebook anteponga los beneficios a la seguridad

 

  • Realizar auditorías presenciales a las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios de Salud (EAPB) que atiendan casos de COVID-19 en gestantes y neonatos, con especial atención en aquellas localidades con el mayor número de gestantes fallecidas (Suba y Kennedy).
  • Adaptar de manera preventiva los lineamientos de atención y seguimiento a los casos activos de COVID-19 en gestantes y neonatos ante un aumento de estos, dada la eventual reactivación de actividades económicas de la ciudad.
  • Estudiar la posibilidad de añadir al sistema de información SISMUESTRAS del Instituto Nacional de salud – INS variables que permitan hacer el seguimiento a la morbilidad de la población menor de un año por COVID-19.