En horas de la noche de este lunes, la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, ubicada en la carrera 58 con calle 80, fue asaltada por al menos 10 delincuentes que utilizaban algunas prendas de vestir de la Policía Nacional.

Según versiones preliminares, los hombres armados habrían ingresado en cuatro vehículos y sometido a dos guardas de seguridad, pese a que el predio cuenta con sistema de vigilancia privado.

Algunas de las personas que estaban al interior de la sede religiosa, fueron amarradas y amordazadas

Lea también:La Guajira, víctima de migración venezolana

La Conferencia Episcopal indicó que los delincuentes lograron sustraer títulos valores con los que la CEC desarrolla su acción pastoral y realiza ayudas humanitarias. Asimismo, hurtaron información digital.

También, los ladrones al parecer hurtaron una millonaria suma de dinero que se encontraba en varias cajas fuertes.

Los hombres, que escaparon del lugar, lograron pasar desapercibidos por las garitas de la escuela de Cadetes José María Córdova que está frente al sitio.

La Policía ofrece hasta $10 millones de recompensa por información de los responsables.

“Ingresaron cuatro vehículos, ocho sujetos que sometieron a las personas que se encontraban allí, entre ellas a dos celadores. Luego procedieron a hurtar un dinero; aún no se establece la cuantía”, indicó el coronel Jairo Baquero, comandante Operativo Policía Metropolitana de Bogotá.

De igual manera, señaló que “se están recopilando huellas, videos y otros elementos probatorios que permitan determinar quiénes cometieron estos hechos”.

Acá el comunicado oficial de lo sucedido