Con música y en medio de aplausos, fue recibido Egan Bernal este sábado en la nave principal de la Catedral de Sal de Zipaquirá, su tierra natal, tras conquistar el Giro de Italia 2021, el pasado mes de mayo.

“Fue un proceso de aprendizaje muy importante para mí el que viví antes de afrontar el Giro, una carrera que siempre había soñado correr y bueno, disputarla y ganarla da un orgullo muy grande”, aseguró el ganador de la prestigiosa carrera, en su primera intervención.

Mire además: Barranquilla será sede de los Juegos Panamericanos 2027

Asimismo, aseguró sentirse “más nervioso que en la última etapa del Giro” pero  “más emocionado” de compartir su triunfo en Colombia.

Estoy más nervioso que en la última etapa del Giro, pero la verdad me emociona mucho estar acá y compartirles este triunfo de país (…) Son muchas las personas a las que tengo que agradecer, pero hoy simplemente quiero decir: ¡Gracias Colombia!”, precisó el ‘joven maravilla’.

Podría interesarle: Millonarios vs. Tolima: Bogotá tomó medidas para la final

El ministro del Deporte, Ernesto Lucena fue invitado por Egan a la tribuna principal, donde le entregó la “maglia rosa”, la prestigiosa camiseta que distingue al campeón del Giro de Italia.

“Esta camiseta es para el Gobierno nacional y así darle las gracias por el apoyo brindado”, destacó Bernal, al obsequiarle la prenda al ministro Lucena.

Le puede interesar: ¿Quiere estudiar gratis en Bogotá? Hay ocho mil cupos: le contamos cómo inscribirse

El pedalista colombiano también le habló a un grupo de niñas y niños que estuvieron presentes durante su homenaje, en Zipaquirá, a los cuales los motivó para que cumplan sus sueños.

Crean en todos los sueños que tienen porque con trabajo y dedicación, se puede. Disfruten lo que hacen, están en una etapa muy linda de su vida. Espero verlos más adelante en una competencia, ojalá que los apoyen bastante, para que salgan más campeones”, dijo, emocionado, el campeón del Giro.

Podría leer: Tragedia en el motociclismo: muere Alex Harvill preparando un salto de récord mundial

Al ciclista, de 24 años le entregaron la llave de Zipaquirá, como una “distinción honorífica en reconocimiento a su destacada participación y reconocimiento en el mundo”.

Bernal no estará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y luego de unos días de descanso, empezará su preparación para la Vuelta España, la única grande que le queda por ganar.