El árbitro colombiano, que dirige el partido entre Inglaterra y Túnez por el grupo G de la Copa del Mundo, fue cuestionado por señalar una falta a favor del conjunto africano.

Mira también: Las lágrimas de Román Torres al cantar el himno de Panamá

Wilmar Roldán tuvo su primer gran desafío en el Mundial de Rusia 2018 al señalar una pena máxima contra el equipo europeo, cuando estos vencían a su rival por 1 – 0. El central pitó un empujón de Walker en el área que, para muchos, no era suficiente para decretar penal.

El central colombiano no consultó al VAR y se mostró seguro en su decisión, la cual terminó en gol para Túnez quien empata 1 – 1 ante Inglaterra.

https://twitter.com/PlanetaFutbolOK/status/1008784976651997185