El Ministro de Hacienda y Crédito Público, José Manuel Restrepo sometió este viernes a consideración del Congreso de la República el proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación (PGN) para la vigencia fiscal de 2023.

El valor total del proyecto presentado asciende a $391,4 billones e incorpora las necesidades de gasto conocidas a la fecha de su presentación.

Le recomendamos leer: Viruela del mono: España registra segunda muerte de persona infectada

De esa cifra, $250,6 billones (64 %) corresponde a gastos de funcionamiento, $78 billones (19,9 %) al pago del servicio de la deuda y $62,8 billones (16 %) a inversión. Como porcentaje del PIB, el presupuesto equivale al 27 %.

Al descontar el servicio de la deuda pública, $78 billones, y las transferencias para el Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles (FEPC), $19,1 billones (1,3 % del PIB), el valor de las apropiaciones asciende solo a $294,4 billones, un 4,9 % superior al presupuesto vigente, lo cual muestra el esfuerzo fiscal de este gobierno por consolidar las cuentas fiscales y reducir las presiones inflacionarias sin afectar la actividad productiva.

Lea más: Mujer despechada quiso vengarse de su exnovio tras una ruptura, pero le prendió fuego a la casa equivocada

El ministro destacó que la suma de las transferencias al Sistema General de Participaciones (SGP), las pensiones y el aseguramiento en salud, $143,6 billones, explican más de la mitad del total de los gastos de funcionamiento.

Las transferencias para el SGP ascenderán a $54,9 billones, un monto superior en 10,8 % al previsto para 2022.

El pago de las mesadas pensionales pasará de $50,7 billones en 2022 a $56,0 billones en 2023, 10,3 % más y el aseguramiento en salud de $26,9 billones a $32,7 billones, es decir, 21,6 % más, que se destinarán a asegurar la prestación de los servicios en salud en esta época de pandemia.

Los sectores con más recursos

En esta medida, MinHacienda explicó que a nivel sectorial, 89,4 % de los recursos del presupuesto de inversión se concentra en los sectores de:

  • Inclusión social y reconciliación 25,36 %.
  • Transporte 15,39 %.
  • Hacienda 10,94 %.
  • Educación 8,31 %.
  • Trabajo 7,36 %.
  • Minas y energía 6,86 %.
  • Vivienda, ciudad y territorio 3,71 %.
  • Defensa y Policía 3,21 %.
  • Planeación 2,34 %.
  • Agricultura y desarrollo rural 2,10 %.
  • Tecnologías de la información y las comunicaciones 2,02 %.
  • Salud y protección social 1,83 %.

Cabe resaltar que el sector salud, con $49,0 billones, tendrá este año la segunda mayor participación en el total del presupuesto sin deuda, superando al sector de defensa y detrás del sector educación que tendrá la mayor representatividad con $56,5 billones. 

 El saliente jefe de la cartera detalló que este presupuesto garantizará que el país alcance nuevamente un superávit fiscal primario de 0,1 % del PIB en 2023.

“Un resultado no observado desde 2019, año en el que este gobierno comenzó un proceso de ajuste de las finanzas públicas alcanzando el primer superávit fiscal en siete años”, explicó Restrepo.

Adicionalmente, con esto se lograría “reducir las necesidades de financiamiento de deuda pública a 6,7 % del PIB en 2023, cuando normalmente son del 8,2 %”, precisó el ministro José Manuel Restrepo.

Recursos para financiar programas sociales

Este presupuesto también incluye recursos para financiar programas como Colombia Mayor, Jóvenes en Acción y Familias en Acción y compensación del IVA, y atender las necesidades de los hogares en situación de pobreza y vulnerabilidad en todo el territorio nacional.

Otros programas, como Ingreso Solidario y PAEF han mostrado ser importantes para enfrentar los efectos sociales de la pandemia y para cubrir las necesidades de la población más vulnerable.

Sin embargo, en el caso del Ingreso Solidario, su vigencia, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 20 de la Ley de Inversión Social, solo llega hasta el próximo mes de diciembre.

Será el Gobierno entrante el que decida sobre su modificación o permanencia, para lo cual deberá tramitar su viabilidad legal ante el legislativo. Mientras se asegura esta viabilidad jurídica se programan recursos para este programa en el Ministerio de Hacienda.