Un hombre conocido como el ‘carnicero tatuador’ asesinó y descuartizó a una joven de 18 años en su vivienda ubicada en Madrid; la justicia española pide “prisión perpetua para el acusado”.

Leonardo V.J nació en Colombia y al momento de cometer el crimen tenía 27 años. El 15 de octubre de 2019 invitó a su casa a Emilce, la víctima, a la que conocía por haberle hecho tatuajes y suministrarle medicamentos sin autorización de profesionales de la salud.

Lea más: El “monstruo de Chiclayo”: encuentran muerto al hombre que secuestró y abusó de una niña de 3 años

Una vez Emilce llegó a la vivienda de Leonardo, tomaron algunas cervezas y pastillas de Rivotril. Posteriormente, en la madrugada del 16 de octubre, el hombre la atacó “aprovechando el estado de somnolencia”.

De acuerdo con las autoridades, intentó ahogarla con su brazo y con un cable. Como no tenía suficiente fuerza, agarró con otra mano un cuchillo, se lo clavó en el abdomen y la asesinó.

Podría leer: Perfil psicológico del autor de la masacre en Texas: bullying y una relación difícil con su mamá

Tras el atroz crimen, ‘el carnicero tatuador’ llevó el cuerpo a una bañera, cortó con un bisturí las areolas del cadáver y realizó una incisión desde el ombligo hacia las clavículas, en forma de Y, “emulando una lámina de su propiedad donde figura una mujer con los mismos tatuajes que Emilce presentaba”, según informa el expediente de la causa.

“Tras ello el acusado recortó la cara de Emilce, así como los dos tatuajes que él mismo había realizado meses antes en el cuerpo de la citada, una daga y una rosa, y los colocó en salmuera a fin de conservarlos como trofeos“, se lee en en el expediente.

El hombre realizaba publicaciones satánicas en sus redes sociales. (Foto: ABC)

Después del homicidio, Leonardo junto con su pareja limpiaron la sangre y los restos de la casa en la que ocurrieron los hechos. No obstante, la mujer abandonó la vivienda y denunció lo ocurrido a las autoridades.

En las audiencias, una de las partes alegó que la víctima era una persona de especial vulnerabilidad por su edad y enfermedad.

Lea más: Procuraduría pidió cuentas de 18 contratos interadministrativos al alcade de Cali

Sin embargo, otra víctima considera que el acusado abusó sexualmente de la joven antes de acabar con su vida al considerar probado que Leonardo V.J. mantuvo relaciones sexuales con ella, ignorándose si fueron o no consentidas, y que posteriormente la mató “con el mismo interés de su propia satisfacción sexual”.

Por su parte, los investigadores resaltaron que al momento del asesinato, el acusado tenía problemas mentales de los que supuestamente no estaba siendo tratado.

Podría leer: Delincuentes roban al cuerpo de bomberos cuando atendía una emergencia invernal en Tabio

Además, que en su casa había numerosos objetos de temática satánica y de terror, como calaveras, caretas de Hannibal Lecter, carteles relacionados con el nazismo, además de cuchillos y pistolas.

En redes sociales se hacía llamar ‘el carnicero tatuador’ y vivía desde hace cuatro años en una casa de la calle Francia de Valdemoro que ocupó tras saber que había sido embargada por un banco.

(Foto: ABC)