Más dudas que respuestas y un rompecabezas infinito que reconstruir: bajo estos términos se describe, a esta altura, el esclarecimiento de la muerte de Debanhi Escobar en México.

La última actualización del caso corresponde a la reconstrucción de dos videos registrados, aparentemente, por cámaras de seguridad al interior del Motel Nueva Castilla, paradero final del cuerpo de Debanhi.

Dichas secuencias podrían operar como una pista clave que conduzca a dilucidar las circunstancias reales del deceso de Debanhi.

En los vídeos se señala que, sobre las 5:47 de la mañana del sábado 9 de abril, se ve a un carro blanco (el cual, según especulan, coincide con el color del vehículo que conducía Juan David Cuéllar) estacionándose. A la par, una persona (sombra) se acerca a él y “tendría el aspecto de Debanhi”.

También puedes leer: Una niña de 11 años reportada desaparecida en Bolivia es encontrada en Perú

“Dos sombras llegaron antes”

En otro video, se identifica que “otros dos sujetos (sombras) se acercan al carro, ambos a la puerta exterior del coche”. Este hecho ocurrió a las 5:38 de la madrugada, nueve minutos antes de que Debanhi abordaría el vehículo. 

Aunque los vídeos son apenas pesquisas, se presume que este hecho podría cambiar la versión de la Fiscalía sobre la muerte de Debanhi, y que podría haber sido un asesinato, tal como sostiene su padre Mario Escobar.

Varios minutos después, sobre las 6:05 de la mañana, una persona “se ve asomarse a la puerta del motel que da a la calle”. Sin embargo, no hay identificación clara sobre que papel cumplía ese sujeto.