La Policía australiana encontró este miércoles con vida y encerrada en una casa a una niña de cuatro años que desapareció el 16 de octubre cuando se encontraba con su familia en un campin.

La niña, Cleo Smith, fue hallada en una vivienda cerrada con llave de la localidad de Carnarvon, a unos tres kilómetros de donde la menor reside con su familia y a alrededor de 75 kilómetros del lugar donde desapareció.

Lea más: Reino Unido anuncia 300 millones de libras a Colombia para apoyar proyectos de reforestación

Cuatro oficiales irrumpieron en la casa alrededor de la una de la madrugada hora local y encontraron a la menor sola en una de las habitaciones.

“Quería estar absolutamente seguro de que era ella. Dije, ‘¿cómo te llamas?’. Ella no respondió. Le pregunté tres veces y luego ella me miró y dijo, ‘mi nombre es Cleo'”, declaró a los medios el policía Cameron Blaine, quien encontró a la menor.

Quizás le interese: El demócrata Eric Adams arrolla en las elecciones a la Alcaldía de Nueva York

El rescate, que según las autoridades se basó en el análisis de miles de informaciones y no por una llamada o pista concreta, sucedió sin que la policía tuviera tiempo de avisar a los familiares de la niña.

Tras poner a salvo a la pequeña, un agente llamó a la madre de Cleo, Ellie Smith, y le dijo: “hay alguien que quiere hablar con ustedes”.

Lea también: “Es un gran error de China no venir a la COP26”: Joe Biden

El rescate de la menor con vida fue calificado por la criminóloga Xanthe Mallett como un “milagro” ya que, según explicó al canal 9 de la televisión local, “es altamente inusual encontrar a una niña secuestrada viva y bien después de tanto tiempo”.

DETENIDO, SIN VÍNCULO CON LA FAMILIA

Poco después de hallar a la pequeña, la policía detuvo a un hombre de 36 años y sin vínculo con la familia de Cleo.

Las autoridades continúan interrogando al residente de Carnarvon, aunque prefieren ser cautos con este caso que fue comparado en el país oceánico con la desaparición de la niña británica Madeleine McCann cuando se encontraba en 2007 en Portugal con sus padres.

El comisionado de la Policía de Australia Occidental, Chris Dawson, evitó en rueda de prensa desde Carnarvon dar “más detalles sobre ese hombre” al señalar solo que se trata de un residente en la población.

Te puede interesar: Bogotá: empieza discusión del presupuesto por $28.5 billones; listos los ponentes

Las autoridades, que aún no han presentado cargos contra el sospechoso, indicaron que esperan en las próximas horas formular una acusación formal contra el detenido.

La Policía divulgó en las redes sociales una foto de Cleo, quien ya se encuentra junto a su familia, en la que aparece sonriendo en una cama de hospital, con un helado en una mano y saludando a cámara.

El primer ministro, Scott Morrison, reacción en Twitter a la citada fotografía con un mensaje: “Un momento de gran alegría”.