Un juez que preside el caso del magnicidio contra el presidente de Haití, Jovenel Moïse, relacionó al primer ministro con el crimen, reveló CNN.

Según el juez Garry Orélien, máximo funcionario judicial de Haití, el primer ministro Ariel Henry, estuvo implicado en el asesinato.

La cadena internacional CNN detalló que Henry se habría reunido con Joseph Feliz Badio, el hombre que organizó el escuadrón de asesinos, horas antes de ejecutar el ataque al palacio presidencial en Puerto Príncipe.

Te puede interesar: Ladrón que robaba cables de un poste de energía, se electrocutó y quedó colgado de cabeza

Autoridades haitianas confirmaron días después del magnicidio de Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio de 2021, que Badio era un antiguo funcionario que luchaba contra la corrupción en la isla.

CNN reveló que Henry recibió a Badio en su propia oficina ubicada en Puerto Príncipe, la capital de Haití.

Algunas fuentes consultadas por la cadena de noticias señalan que desde que Henry asumió el poder lo único que ha hecho es obstruir la investigación“.

Mira también: Joven estudiante defiende a maestra denunciada por tener relaciones con él

Nada. Absolutamente nada. Ninguna maniobra política, ninguna campaña mediática, ninguna distracción puede impedir alcanzar este objetivo de hacer justicia para el presidente Moïse“, dijo Henry a los líderes mundiales en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre; reseña CNN.

Sin embargo, el juez Orélien dejó en claro su posición sobre la implicación de Henry en el caso durante una audiencia a finales de 2021.

Ariel (Henry) está conectado y es amigo del autor intelectual del asesinato. Lo planearon con él. Ariel es el principal sospechoso del asesinato de Jovenel Moïse, y lo sabe“, dijo Orélien en la grabación, obtenida en exclusiva por CNN.

Mira además: Descubren bala en cráneo de hombre que padeció 20 años dolores de cabeza

Jovenel Moïse fue asesinado por hombres armados que ingresaron al palacio presidencial la madrugada del 7 de julio de 2021, hecho que también dejó herida a la primera dama, Martine Moïse.

Desde entonces se libra una intensa investigación con apoyo de Estados Unidos para dar con las personas involucradas en el magnicidio, fuera de los más de 20 mercenarios que participaron en el fatal ataque y que fueron plenamente identificados, y algunos de ellos asesinados.