Un caso de pedofilia conmociona a una región de Rusia luego de que un hombre descubriera que su mejor amigo había abusado de su pequeña hija.

El presunto agresor sexual fue identificado como Oleg Sviridov, de 32 años, y las pruebas de sus delitos fueron grabadas con su propio celular.

En el dispositivo quedó evidenciado cómo abusó de varios niños en la aldea de Vintai, región de Samara, Rusia.

 

Te puede interesar: Bebé que estuvo a punto de morir en el ataque al aeropuerto de Kabul se reunirá con su mamá

 

Lo anterior lo descubrió Vyacheslav M, de 34 años, cuando estaba tomando con su amigo Sviridov y sin querer revisó su celular y encontró algunos videos donde su hija era violada.

El padre de la víctima enfrentó de inmediato a su amigo, quien logró escapar del establecimiento donde se encontraban.

Sviridov era un amigo cercado de la familia de Vyacheslav y había cuidado de la hija de 8 años en varias ocasiones donde la abusó sexualmente.

 

 

Tras la denuncia de las violaciones a la policía local, se emprendió una búsqueda del pedófilo, pero el padre de la niña lo localizó primero y en un golpe de furia lo asesinó a puñaladas.

El cuerpo del presunto pedófilo fue encontrado cerca de la aldea de Vintai, exactamente en un bosque.

Vyacheslav dijo a las autoridades que su mejor amigo había “tropezado con un cuchillo durante una pelea”, alegando que no lo había asesinado intencionalmente.

 

Mira además: La violaron, la quemaron con cigarrillos y la asesinaron: 31 años del feminicidio de los ‘hijos del poder’

 

Tras el asesinado, el padre de la menor fue detenido y ahora tendrá que responder por el delito de homicidio.

Por su parte, las autoridades adelantan una investigación contra el violador de niñas que, al parecer, habría cometido esos vejámenes desde hace 5 años, según los videos que tenía en el celular.

Fuentes policiales detallaron que en los videos de Sviridov se encontraron violaciones de niñas del pueblo entre los 6 y 11 años de edad.

 

 

Ahora los habitantes de esa aldea rusa piden que Vyacheslav no sea acusado de asesinato, ya que “protegió a su hija y también a nuestros hijos”, dijo un lugareño.

Todos están de su lado”, agregó otro residente de la aldea tras conocer el caso.