Las autoridades de Panamá informaron este domingo que seis presuntas víctimas de trata de personas en la modalidad de explotación sexual, todas ciudadanas colombianas, fueron rescatadas, y el supuesto tratante, también colombiano, capturado.

Así lo explicó la directora de la Oficina contra la Trata de Personas del Ministerio de Seguridad Pública (Minseg), Dayra Campos, que precisó que el operativo que permitió este “rescate” se desarrolló en Paitilla y la Vía Argentina, dos sectores acomodados de la Ciudad de Panamá.

Lea más: “Están negociando con candidatos a la Contraloría las direcciones regionales de la entidad”: Bolívar

Una de las mujeres fue detectada por agentes del orden público cuando “se encontraba deambulando en condiciones físicas que denotaba que se encontraba quizás bajo los efectos de drogas”, dijo la funcionaria, sin más detalles.

El Minseg precisó que en lo que va de este año se han identificado en Panamá “72 víctimas de trata de personas y un total de 52 tratantes han sido condenados por este delito, en su mayoría colombianos, panameños y venezolanos”.

Lea también: Lasso declara estado de excepción tras explosión que mató a cinco personas en Ecuador

“Es importante resaltar que en lo que va de 2022 las víctimas rescatadas de este flagelo (de trata) son mujeres y niñas, todas con esta finalidad” de la explotación sexual. “La nacionalidad colombiana representa el 29 % de las personas que han sido condenadas por este delito, es la más alta que registra la República”, dijo Campos.

El concepto internacionalmente aceptado de trata de personas lo define como el delito en el que se capta, transporta, traslada, recibe o retiene a una persona para explotarla, ya sea sexualmente, laboralmente o bajo otras modalidades.

Podría leer: Niña de 2 años es atacada por una serpiente, pero se salva de morir mordiéndola

La explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución u otras formas de explotación sexual, trabajo o servicios forzados, esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos humanos, de acuerdo con la definición aceptada por la ONU.