El Consejo de Estado condenó a la nación, concretamente a la Policía Nacional y a la Asamblea del Valle del Cauca, por el secuestro que las Farc perpetraron en su contra el 11 de abril del año 2002, secuestro que padecieron otros 11 diputados que posteriormente fueron asesinados cinco años después.

Le puede interesar: “¡Ojo! No pierdan su dinero”: Petro advierte a quienes pretenden comprar dólares

La Policía y la Asamblea deberán pagar 200 salarios mínimos a López por las omisiones en las que incurrieron en materia de seguridad, pues quedó comprobado que el presidente de la Asamblea del Valle pidió refuerzos a la seguridad de sus integrantes en dos ocasiones.

“Aunque el secuestro del señor Sigifredo López Tobón fue perpetrado por terceros -miembros de las FARC-, el hecho no le es ajeno a la entidad demandada –Policía Nacional-, sin que constituya una causa extraña que permita su exoneración de responsabilidad, ya que no se trata de una abstracta atribución o de un genérico e impreciso deber de protección, sino de un grave incumplimiento por parte de la Administración Pública respecto de la obligación de protección y seguridad frente a quien se encontraba en un grave e inminente riesgo”, advierte el fallo.

Le recomendamos leer: Van 53 masacres en Colombia durante 2022

“No hay duda de la gravedad de la afectación moral que supuso el secuestro que sufrió el señor Sigifredo López Tobón, tanto para él y para su familia, ya que su permanencia en cautiverio alcanzó un lapso de 7 años aproximadamente, padeció condiciones de cautiverio selvático a manos de miembros insurgentes, atestiguó la masacre de sus compañeros diputados que fueron raptados con él, y su secuestro fue determinado por móviles políticos finalidades de desestabilización institucional por parte de las FARC, situaciones que evidencian una gran intensidad del daño padecido”, agrega la decisión.