Habitantes de la llamada loma de La Manga, en el suroccidente de Barranquilla reviven episodios de hace más de una década: nuevamente las casas se están cayendo, consecuencia de las fuertes lluvias.

Hace 72 horas el terreno alertó y esta madrugada las casas fueron cayendo.

Cuando estábamos durmiendo sentíamos que había un estropicio, y en medio del estropicio se iban cayendo nuestras casas. Se iban resbalando como mantequilla. Nuestras casas venían rodando. El ruido es tremendo porque las casas se iban deslizando como mantequilla, narra Angélica Rico, una de las damnificadas.

“Empezamos a sentir movimientos en la tierra. Vimos que el terreno se vino. El patio desapareció. Tumbó la ventana de las habitaciones. Se deslizó toda esta parte de La Manga. Se empezaron a agrietar las paredes. Empezamos a recoger todo“, añade Ana Milena Serpa, damnificada.

También puedes leer: Estos son los acuerdos trazados para solucionar la problemática de la hidroeléctrica El Guavio

Según la alcaldía años atrás, cuando se presentó una emergencia similar, se le pidió a las familias evacuar, pero no todos lo hicieron.

“Se les dijo que tenían que evacuar, nadie quiso evacuar. Hoy nuevamente después de 10 años, volvemos a la misma problemáticas pero porque ha sido muy permisiva la comunidad“, cuenta Remberto Quintero, subdirector Oficina de Gestión del Riesgo.

“Esta es una situación que ya se había presentado anteriormente. Ya se había hecho una reubicación de las personas que habitan en este sector. Ahorita vamos a iniciar el censo”, añade el mayor Javier Santana, Jefe de Unidad de Emergencia de la Policía Nacional.

La Alcaldía anunció que habrá una reubicación temporal por dos meses para las familias afectadas.