La Defensoría del Pueblo pidió que se garantice la protección de los derechos de la población de refugiados en el país, debido a que “han afrontado el abandono de sus hogares y la pérdida de su arraigo”.

Han podido superar las dificultades que un refugiado, solicitante de asilo y otras personas con necesidad de protección internacional pueden padecer”, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

Conozca más: Suspenden vacunación contra el COVID-19 en Bucaramanga por falta de dosis

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Refugiado, el defensor Camargo sostuvo un encuentro con los migrantes beneficiarios de los servicios de la casa de los Derechos, en compañía Filippo Grandi, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); Jozef Merkx, jefe de la ACNUR en Colombia; Adriana Mejía, viceministra de Relaciones Exteriores; Alicia Arango, embajadora de Colombia en Ginebra, y Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia.

Publicidad

Vea también: 536 biciparqueaderos certificados se suman a los más de 18.350 cupos de la Secretaría de Movilidad en Bogotá

El defensor del Pueblo Camargo, aseguró que en Atlántico se han acompañado “1.125 personas en la atención de diferentes derechos que se han acercado a la Casa de los Derechos“, asimismo, aseguró que “75 personas han realizado la solicitud de asilo o refugio”.

“75 personas han realizado la solicitud de asilo o refugio y de esta manera, lograr acceder al Sistema General de Seguridad Social subsidiada y tener acceso a un tratamiento médico con especialistas (…) desde allí hemos realizado 14 acciones de tutela y 28 derechos de petición en temas como salud, educación y registro”, manifestó Camargo.

Lea más: Autoridades incautan 300 kilos de clorhidrato de cocaína en Buenaventura

Actualmente, 162.396 personas habitan el Atlántico, convirtiéndose en el tercer departamento con mayor presencia de migrantes venezolanos.

“La Casa de Derechos de Soledad es una estrategia destinada al apoyo de las comunidades hacia la reconstrucción del tejido social y el fortalecimiento de comunitarias, así como a la formación de líderes y lideresas en gestores y promotores de derechos en sus comunidades, favoreciendo el acceso y la garantía de los mismos”, añadió Camargo.

Podría leer: Dos mineros quedaron atrapados en mina del municipio de Lenguazaque, Cundinamarca 

De esta manera, el defensor resaltó la labor de La Casa de los Derechos, el proyecto que cuenta con el apoyo presupuestal y técnico de ACNUR, que hace presencia en Soacha (Cundinamarca), Bello (Antioquia), Puerto Santander (Norte de Santander) y Soledad (Atlántico).

“En los municipios mencionados, la estrategia adelanta acciones de promoción de derechos y la capacitación y acompañamiento a líderes y lideresas sociales, teniendo en cuenta que para el año 2020 y en lo corrido del 2021, se reportan más de quince mil atenciones en las cuatro casas, de las cuales el 86 % ha sido para población migrante o desplazada”, puntualizó Camargo.