Por el presunto detrimento patrimonial de $2.130 millones, la Fiscalía General de la Nación ordenó el embargo de siete inmuebles, y la toma de posesión de un establecimiento de comercio, que aparecían a nombre de la exalcaldesa de Quibdó, Zulia Mena, y de dos contratistas.

El detrimento guarda relación con la compra de dos lotes ubicados en la vía que conecta a Quibdó y Atrato.

Los bienes a nombre de la exalcaldesa y exviceministra de Cultura, y de los demás involucrados, están avaluados en 1500 millones de pesos.

Lea también: Bogotá intervendrá dos localidades por alta transmisibilidad del covid-19

“En este caso se demostró que por uno de los predios fueron cancelados $2.000 millones, siendo su avalúo catastral de $83’000.000; por el segundo terreno se cancelaron $1.400 millones, y su avalúo en catastro era de $6’000.000”, dice la Fiscalía.

La exalcaldesa fue imputada en 2018 por presuntas irregularidades en el cambio del suelo para la adquisición de predios destinados a la construcción de escenarios deportivos para los Juegos Nacionales. Y por la presunta apropiación de 2.500 millones de pesos para ese fin.