El Senado de la República, eligió en la tarde de este martes al exviceprocurador Juan Carlos Cortés, como nuevo magistrado de la Corte Constitucional.

Fueron necesarias 2 votaciones, porque en un primer intento, aparecieron 93 votos y los senadores asistentes eran 92.

Le puede interesar:  Emilio Tapia asegura que gracias a él, las autoridades tiene conocimiento de las irregularidades en EMCAL

Después, el presidente del Senado, Roy Barreras, aseguró que por un error el senador Gustavo Moreno votó, pero no fue registrado y por eso sobró un tarjetón.

Por mandato de la Ley 5 de 1992, debido a la diferencia entre votantes y votos, se debía repetir la votación. Así se hizo y Cortés obtuvo 84 Votos de los 92 senadores que participaron en la elección.

Aventajó a Bárbara Liliana Talero (3 votos) y Sonia Patricia Téllez (4 votos), las dos mujeres que hacían parte de la terna que envió la Corte Suprema de Justicia para elegir el remplazo de la saliente magistrada Gloria Ortiz.

El nuevo magistrado, quien fue viceprocurador durante la gestión de Fernando Carrillo, aseguro que desde su cargo ejercerá un “liberalismo humano” y un “constitucionalismo democrático”.

Le recomendamos leer: Muere un patrullero de la Policía en medio de un operativo contra el Clan del Golfo en Antioquia

El magistrado Cortes, aseguró que Colombia vive un momento de transformación, que en su concepto la Corte Constitucional debe apoyar, defendiendo el estado de derecho que pregona la Constitución de 1991.

“La Constitución no está escrita para quedarse en los anaqueles de una biblioteca”, aseguró.

Recalcó que el constitucionalismo debe mirar al futuro, ser visionario para fortalecer la democracia; también hizo énfasis en que el juez en constitucionalidad debe hacer efectivos los derechos sociales.

Igualmente, abogó para que la Corte Constitucional haga prevalecer los derechos de las mujeres, en todos los aspectos, sociales, económicos y políticos.

Juan Carlos Cortes finalmente habló del papel de la Corte Constitucional para que La Paz se imponga entre los colombianos.